Desde el equipo de La Blanquiazul queremos trasladar el siguiente comunicado,
pensado desde la responsabilidad y la profunda preocupación que sentimos por el
futuro del Real Club Deportivo:

La presente campaña toca a su fin y llegados a este punto, a poco más de un día para
que se celebre la votación en la Junta de Accionistas, y con la información que
tenemos, creemos que tras este proceso el Deportivo puede salir más débil y el
Deportivismo más dividido. El escenario que se abre es el de un Consejo de
Administración con un porcentaje de respaldo bastante menor que el actual y sin el
refuerzo suficiente para garantizar la unidad, la estabilidad y sin el músculo que ahora
mismo necesitan y se merecen nuestro centenario club y nuestra gran afición.

Por ahora ninguna de las candidaturas, incluida la nuestra, ha sido capaz de obtener
a la vez el respaldo mayoritario de la afición, de la masa social y el aval que supondría
el voto favorable de los principales accionistas y sponsor del club. Ante esta realidad,
desde La Blanquiazul no queremos ni podemos quedarnos de brazos cruzados y
trabajaremos hasta el último instante posible para encontrar una solución de unidad
que, como sabéis, es lo que nos ha movido desde el minuto uno.

Por eso, hacemos un llamamiento a la responsabilidad de todos para que el Deportivo
salga de este proceso con un respaldo incontestable; unido, reforzado y con un
mensaje positivo de futuro y de ilusión. Estamos a tiempo de conseguirlo, por lo que
invitamos al resto de candidaturas a sentarnos y hablar antes de la Junta para realizar
un gran movimiento en pro de la unidad. Nosotros estamos dispuestos a dejar a un
lado cualquier tipo de personalismo en favor de sacar adelante un proyecto de unidad
en el que realmente creemos. Actuemos todos con generosidad y Deportivismo
impulsando una candidatura capaz de obtener el respaldo de la afición, de la masa
social del accionariado y de los principales accionistas y sponsor.

Durante todo este mes hemos hablado con los actores principales de este complejo
proceso, con absolutamente todos, sin exclusión de nadie, y ellos lo saben. Nuestra
única ambición ha sido, es y será darle al Dépor el mejor proyecto y el mejor equipo
de dirección posible, abriendo una nueva etapa de unidad, tranquilidad y estabilidad.
Hagámoslo. Aún queda tiempo y el miércoles puede ser tarde.

¡FORZA DÉPOR!